¿Cualquier persona puede diseñar una imagen corporativa?

Foto: Pixabay
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

La imagen corporativa es un tema que ha estado presente casi en toda la historia de la humanidad, recordemos que en la roma antigua se comenzaron a usar placas de madera colgantes en las puertas de las casas de los artesanos, herreros y carpinteros para indicar que en ese lugar se prestaban servicios.

En la roma clásica, los artesanos comenzaron a marcar sus creaciones (por lo regular cerámicas y productos en barro) con lo que podríamos decir era su logotipo, una marca que diferenciaba y a la vez indicaba quien era el creador de ese producto.

Dando un salto por el tiempo nos encontramos en la antigua Inglaterra, aproximadamente en el 790 d.c, durante las primeras incursiones vikingas, los primeros asentamientos de bárbaros en el territorio adoptaron como práctica marcar con un hierro caliente a su ganado, eso era para evitar robos e identificar fácilmente sus animales.

Ahora nos ubicaremos en  América aproximadamente en los años 1300 dc, el imperio Azteca o lo que se conocía como la Gran Tenochtitlan, se usaban iconografías para indicar nombres de los territorios que conformaban una ciudad, la dinastía de emperadores en el poder, la designación de caballeros guerreros, entre otros.

El elemento común entre estos hechos, es que no importa la ubicación geográfica o tiempo, la humanidad siempre ha buscado un diferenciador gráfico que le permeé de identidad, es aquí donde nace y cobra gran importancia la identidad o branding corporativo.

Es un hecho que todo mundo puede hacer un dibujo y adoptarlo como logotipo, incluso tras la aparición de nuevas tecnologías se han creado aplicaciones que los realizan;  pero comunicar correcta y visualmente el todo de una compañía, la aplicación de colores adecuados y el uso de una tipografía optima, eso es un trabajo serio que requiere más que conocimientos en vectorización, se necesitan ciertas habilidades de comunicación.

Recordemos que los seres humanos somos animales visuales y que la vista es el sentido fundamental de la percepción, puesto que por ella podemos primeramente formarnos un criterio o impresión de las cosas, comunicar adecuadamente implica enviar el mensaje idóneo al público indicado para que se produzca una reacción o efecto al respecto; es por ello que nuestro branding corporativo no debe ser vacío, debe estar permeado de significado y este debe ser positivo siempre para nuestros fines.